Español English


La Iglesia es un organismo que alberga a todas las edades. No podemos, por ello, dejar fuera a los más pequeños. Uno de los ministerios más importantes de la Iglesia es el de Escuela Dominical.

Jesús dio especial importancia a los niños. Él mismo dijo: «Dejad que los niños se acerquen a mí, y no se lo impidáis, porque de ellos es el reino de los cielos», Mateo 19:14. Por ello es importante que los más jóvenes comiencen desde pequeños a aprender las verdades bíblicas para que sean una base sólida en la vida personal de cada niño: «Instruye al niño en su camino y aún cuando fuere viejo no se apartará de él», Proverbios 22:6.

Este ministerio se dedica a la enseñanza y el fomento del mensaje de la Biblia entre los más pequeños a través de un programa educativo separado por edades (de 0 a 13 años) y dividido en tres niveles: de 0-4 años, de 5-9 años y de 10 a 13 años.

En cada grupo se hacen actividades adaptadas a su nivel, se enseña la Biblia a través de canciones, el manejo de la Biblia en edición para los más pequeños, materiales audiovisuales en DVD, etc. Se elaboran además actividades dinámicas como manualidades, obras de teatro, juegos, etc.

A través de las clases de la Escuela Dominical pretendemos que los niños construyan sus vidas sobre una base sólida a la luz de la Palabra de Dios.










En aquella misma hora Jesús se regocijó en el Espíritu, y dijo: Yo te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos, y las has revelado a los niños. Sí, Padre, porque así te agradó.

Lucas 10:21

Viéndolo Jesús, se indignó, y les dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios.

Marcos 10:14